Fisiovital cuida de ti

Luxación de la interfalángica distal

Luxación de la interfalángica distal

Las articulaciones de los dedos suelen ser más complicadas de lo que parecen. El hecho de que sean pequeñas nos da un margen de maniobra reducido, el cual tiene que ser muy preciso y calculado. Si nos pasamos, podemos llegar a provocar inflamaciones, éstas reducen el espacio articular, ya de por sí pequeño, y el dedo no tiene ninguna posibilidad de movimiento. Podemos apreciar cómo, en la primera foto, el dedo corazón no es capaz de flexionar la articulación interfalángica distal. En la foto del medio, empieza a mostrar signos de flexión  y, en la última foto, es capaz de flexionarla mucho más. Llegado a este punto, el paciente solamente deberá hacer revisiones periódicas, ya que el t iempo juega a nuestro favor. A medida que el dedo pierde la hinchazón/inflamación, será más fácil ganar balance articular.

0